Nuestras velas, fanales y luminarias, son elaboradas artesanalmente, con productos importados de la más alta calidad, para ofrecerles una amplia gama de texturas, colores y fragancias.
Contamos con una gran variedad de modelos para bodas, quince años, eventos corporativos, infantiles, religiosos y tratamos siempre de complacer cualquier solicitud o sugerencia de nuestros clientes.
No duden en contactarnos para ver muestras de nuestro trabajo. Atendemos en todo el país, con sucursales en Caracas, Maracaibo y la Costa Oriental del Lago, donde con cita programada, atendemos personalmente.

martes, 16 de agosto de 2011

CARACTERISTICAS DE LAS VELAS E INFLUENCIA SOBRE LOS SERES HUMANOS, SEGÚN SU COLOR


Amarillo: Clarividencia, aprendizaje, mente, comunicación, felicidad, inteligencia, dinero, abundancia, buena suerte, devoción.
Es el color del sol, trae luz para las situaciones difíciles, es el color del intelecto por naturaleza. Una vela amarilla será utilizada para traer claridad de pensamiento, despertar el poder de la mente o las cualidades que ésta puede ofrecernos. Pero también es utilizada para llevar la alegría a alguien o algo, ya que al interpretarse como el color del sol, se busca con ella la vitalidad y ganas de vivir. Será pues una vela muy utilizable en casos de depresiones o tristezas. También se utiliza para suavizar comportamientos ariscos. Activa el intelecto, la comunicación, la armonía del todo. Se utiliza en áreas de acceso, salones sociales y cuartos de estudio. Genera calor y por ello es recomendado para climas fríos.
Esta vela se relaciona con el dorado, con el color del sol, con la actividad que proporciona la luz solar. Las velas doradas son muy usadas en rituales de elevación espiritual, pues este color se relaciona directamente con Dios y su metal asociado: el oro.
Este color en muchas creencias populares se lo relaciona con la envidia o el desprecio, pero no es muy fundada esta creencia, pues el color amarillo siempre fue el color de la divinidad. También se lo asocia a la ambición y el egoísmo, lo cual es el aspecto negativo de un sobre exceso de este color, pero en su justa medida no tiene por qué ser negativo. Se utiliza el color amarillo cuando se quiere obtener beneficios tanto materiales como espirituales. En el primer caso se relaciona con el trabajo, la sana ambición, la riqueza, la fortuna, el brillo y el esplendor. En el segundo caso con la claridad de pensamiento, la intelectualidad, la memoria, la luz espiritual y la evolución de la conciencia.
En definitiva, allí donde haya que llevar luz y claridad mental, el amarillo será ideal.

Anaranjado: Concentración, Claridad Mental, Fortaleza, autoridad, atracción, alegría, éxito y pensamientos positivos.
Una vela naranja recoge un poco de la energía de una roja y una amarilla, igual si se usa los dos tonos en una o por separado. Es ideal para atraer la armonía y el estímulo a tu vida, de manera que no se produzcan demasiados sobresaltos, pero impidiendo que tu vida o lo que sea se estanque. Ideal como ayuda a tomar cualquier tipo de decisión, así cuando se necesite adaptabilidad para abordar lo que se nos ponga enfrente. Además introduce una mezcla de alegría y serenidad muy útiles para que las cosas nos salgan bien. En el naranja se esconde una energía de atracción muy potente de manera que será muy útil para potenciar lo que estemos pidiendo.
Es el color de la comunicación, del calor afectivo, equilibrio, de la seguridad, de la confianza, color de las personas que creen que todo es posible, estimula optimismo, generosidad, entusiasmo y aumenta el apetito. Junto con azul combinada o por separado genera fuerza. Ideal para salas de estudio / reunión, lugares donde la familia se encuentra para conversar.

Azul: armonía, Bondad Serenidad, paz interior, incrementar la intuición, sanación, tranquilidad y perdón.
Es el color de la purificación del bienestar y el raciocinio lógico, es el único que tiene como gran poder desintegrar energías negativas, favorece paciencia, amabilidad y serenidad. Apacigua la energía de los cuartos de los niños y adultos hiperactivos.
Una vela en color azul, es la vela de la justicia, la ecuanimidad y frialdad, actúa positivamente cuando queremos tranquilizar o ayudar a calmar a las personas enojadas. Transmite seriedad y confianza, fluidez, tranquilidad. Si bien es un color que no se usa mucho en rituales religiosos ni mágicos, puede ser eficaz en muchos momentos que se necesite de mantener relaciones amorosas o promover una estabilidad en las relaciones. Es conveniente para aquellas personas que estudian o tienen un trabajo donde el nerviosismo es una constante. El efecto del color azul en la mente es de crear una conciencia orientada hacia la propia responsabilidad en los actos, por ello es un color que no todos deberían usar indiscriminadamente ya que en muchas ocasiones sería necesario trabajar con otros colores hasta obtener la seguridad de actuar con responsabilidad en la vida y asumir las consecuencias de sus actos. Esta vela es para los pedidos de justicia, orden, tranquilidad, enfriar relaciones y calmar las tensiones para evitar las riñas en los hogares y lugares laborales.

Azul claro: Habilidad psíquica y compasión. 
Todos tenemos habilidades psíquicas que podemos desarrollar, y el azul claro tradicionalmente se ha asociado a los poderes psíquicos. También es un buen color para usar durante la meditación y entrar en contacto con nuestras intuiciones y emociones suaves. Si su corazón se ha endurecido, tal vez porque fue herido, puede usar una vela azul claro para entrar nuevamente en contacto con su lado más sensible.  Uno de los mejores regalos que puede uno darse a sí mismo es un sentimiento de paz interior. Es uno de los ingredientes esenciales para una vida feliz, equilibrada. Meditar con una vela azul nos ayuda a entrar en contacto con esa área de equilibrio interior.

Azul marino: Armonía, comprensión y verdad.

Azul oscuro: Depresión espiritual.

Azul plata: Sabiduría profunda, intuición.

Blanco:  Protección, paz, pureza, verdad, armonía, logro espiritual, descanso. comunión,  pureza, espiritualidad, altar.
El blanco es la suma de todos los colores, es como un prisma que irradia toda la gama de luz reunidas en un punto. Por contener todos los colores, es purificador y transformador. Representa el amor divino, estimula humildad e imaginación creativa, sensación de limpieza y claridad. Es una vela que puede usarse siempre en todo momento, pues su misión es la de iluminar y potenciar todos los pedidos.
El blanco siempre se ha relacionado con un nivel superior de pureza. Así pues, para alcanzar nuestro más alto nivel de energías vibratorias, deseos y logro espiritual, es muy recomendable meditar con una vela blanca.
Cuando no se tenga otro color para llevar a cabo alguna petición, deseo o trabajo espiritual determinado que sea propicio, podemos usar una vela blanca obteniendo los mismos resultados. Es el color de la protección espiritual y purificación. Optimo para cualquier ambiente, pero si el local es totalmente blanco, puede resultar un hastío.

Celeste: Paz, entendimiento, paciencia.
Este color de vela es usado para la armonía y la comunicación espiritual.
Se lo relaciona con los ángeles, con el manto de la Virgen y el mundo celestial. En los problemas familiares actúa favorablemente, pues es un color de paz y armonía. También es usado para ayudar a los niños y a las personas que pasan por períodos de inestabilidad emocional. Es el color de la paz y la evolución espiritual.

Dorado: Negocio, Poder espiritual. E igual a las amarillas.
Es el color utilizado en los ritos cuya finalidad es atraer el poder de las fuerzas del cosmos, con el sol al frente de los poderes astrales. 

Fucsia:

Este color es para casos en que se necesite aplacar a una persona soberbia o altanera.
Tambien es usado para mantener un lugar libre y en paz de injerencias de personas molestas. Libera eficazmente a la vez que atrae actividades propicias para quien esté en sintonía con las actividades creativas.
Gris (igual que las plateadas)

En los rituales con velas es el color más indicado para alborotar todos aquellos actos que tienen a lanzar energías negativas, neutralizándolas.

Lavanda: Intuición, dignidad y espiritualidad.
Este es un color que en velas no es muy usado, pues tiene una tendencia a despertar en las personas ciertas facultades paranormales que no todos están dispuestos a despertar.
Es una vela o un color que no todas las personas puedan usar, no se ajusta a todos. A algunos les caerá muy bien, en cambio a otras puede no ayudar para nada. Se relaciona con el espiritismo, la magia, los poderes psíquicos, la sensibilidad en general y con el ocultismo. En muchas ocasiones puede encenderse para atraer la armonía en la familia o favorecer la imaginación y la intuición.

Marrón: Amistad, Fortaleza, estabilidad y adquisición de tierras.
Una vela marrón es perfecta para penetrar en nuestras reservas interiores en busca de fortaleza, estabilidad, viabilidad y autodisciplina, porque el marrón representa la Tierra y usted necesita estar sólidamente asentado a fin de ser capaz de sacar fuerzas de su propio interior. También es un color excelente si está buscando una casa a la que mudarse o está interesado en comprar un terreno.
Este color de vela puede no ser muy recomendable para las personas sensibles en la meditación o el trabajo interior, pues puede crear una sensación de tristeza o depresión.
En cambio para aquellas personas con determinación o carácter dominante puede ser usado sin problemas. Atrae el trabajo, la estabilidad en el hogar, a superar situaciones penosas a través de un trabajo interior en el que nos enfrentamos a nuestros temores. Nos remite a las profundidades de lo inconsciente y sus fuerzas dominantes.
Se utiliza para la realización de conjuros cuya finalidad es proteger a los familiares y a los animales de compañía, así como para aumentar el poder de concentración de las personas.

Melocotón: Fortaleza y alegría suaves.

Morado:  Concreción y soluciones Confianza, éxito, progreso profesional, espiritualidad, sabiduría y conciencia psíquica.

Negro: Transformación, magia, sabiduría subconsciente, absorción y destrucción de la energía negativa y cambio.
El color negro representa cosas diferentes para personas diferentes. En primer lugar, en la cultura occidental, se considera como un color de luto o gran seriedad, incluso puede representar al mal, pero para otros simboliza lo oculto, la mente profunda subconsciente o los recuerdos reprimidos y los antiguos miedos. También contiene las semillas de la creatividad, listas para ser liberadas. ¡Es como la noche, siempre dispuesta a entregarse a un día nuevo y resplandeciente!  Es el color del poder, induce la sensación de elegancia y sobriedad. Donde lo que está afuera no entra y lo que está dentro no sale. Es el “no” color, ausencia de vibración, color de las personas que buscan protección o alejamiento de su alrededor. Indicado sólo para detalles de determinación.

Plateado: Dinero, Petición.
 Por relacionarse  con el color del metal se le atribuye la atracción de riquezas, brillo, luz, esplendor,  elegancia y son muy recomendables en fechas especiales (Año Nuevo, Navidad, Aniversarios, dedicar a los santos, etc.).  Al igual que el negro, neutraliza los efectos negativos de los conjuros y rituales y además sirve para atraer la protección de los dioses y la espiritualidad.

Rojo: Amor, Pasión, Dominio, fuerza, deseo sexual, energía, entusiasmo y valor.
Es el color del fuego, de la pasión, del entusiasmo y de los impulsos. Estimula los movimientos, ayuda a combatir el stress y la falta de energía, por tanto este color tiene una relación directa con la vitalidad, es un color activo, caliente, movilizador.
El rojo es el color del amor. ¡En todas sus gamas! Usar el rojo sirve para hacer que el amor entre en su vida de novios, esposos, amantes o compañeros, igual se manifiesta para el amor de los amigos y la familia; también libera la autoestima que existe en su corazón.
Este color usado en velas encierra y se le atribuye magia y  poder, pues su vibración se hace sentir inmediatamente en el ser humano que la prende u observa, tal vez sea por su correspondencia con el color de la sangre. Fue usado desde la antigüedad como símbolo de poder y acción, impulso y actividad, por eso es un color masculino que se expande en el alma del hombre para beneficiarlo, aunque en sobre exceso puede ser perjudicial potenciándose demasiado extralimitándose. Actúa sobre los pedidos de amor cuando es encendida por un hombre, despierta la vitalidad y la pasión, es activadora de emprendimientos y refuerza la acción y reacción. Indicado en pequeñas dosis en tonos rojizos para salas de estar y comedores; igual para una velada romantica acompañada de una rosa o petalos esparcidos en color rojo y un buen vino tinto para acentuar el romanticismo de esa noche especial.

Rosa: Autoestima y reforzamiento de la amistad.
Este color es apropiado para ser usado en casos de armonía de parejas y sobre todo es potenciado por las mujeres cuando las encienden para atraer el amor.
Es un color protector y benéfico en todos sus aspectos pues reúne el rojo vital con el blanco purificador, lo cual da por resultado un suave ajuste entre la fuerza y la dulzura.

Rosado: Relacionado con el corazón, amor y alegría. Favorece la comprensión y el compañerismo. Armonía, Dulzura, Amor sublime, Amor emocional, ternura, afecto, amistades, bondad, y generosidad. 
 Es importante recordar que el amor emocional no siempre es lo mismo que el amor romántico. Encender una vela rosada nos abre al amor de tipo comunitario, el amor que se encuentra en las amistades y el amor a todos los seres vivos. 
Turquesa: Conocimiento, meditación y creatividad


Verde: Sanación, prosperidad, abundancia, dinero, negocio, suerte, fertilidad y, Dinero, Negocio, Prosperidad.
Trae paz, seguridad, esperanza en abundancia, confianza e inteligencia, es el color del movimiento y de la acción. Es el color de la revelación de misterios, indicado para todos los ambientes. En el baño es aconsejable tener toallas o detalles de acabado en verde vivo, pues es allí donde se purifica el cuerpo, dándole energía.
Esta vela porta un color neutral, pues no es frío ni caliente, actúa sobre el sistema nervioso a modo de bálsamo, tranquiliza y activa centro energéticos que tienden a mejorar y estabilizar la voluntad curativa de las personas.
Es el color de la esperanza y la naturaleza creadora, el color de vida en la tierra y sus hierbas curativas. El color verde se usa principalmente para atraer la buena salud, la estabilidad emocional y promover situaciones que requieran prosperidad.

Verde claro: Nuevos comienzos, parecer y sentirse más joven.
El verde claro es el color de la nueva vida, de la primavera. A menudo este color se usa para originar un sentimiento de renacimiento y renovación.

Verde mar: Sanación y protección emocional, y acción tranquilizante. 


Violeta: Espiritualidad, meditación, calma, transformaciones.
Este color es por excelencia el color de la transmutación,  liberador de todo lo negativo oculto. El violeta representa el misterio, expresa sensación de individualidad, personalidad, asociado a la intuición y a la espiritualidad, influenciando emociones y humores.  También libera de culpas y de karmas pasados, pues se lo relaciona con el fuego consumidor de traumas.
Es un color que puede usarse en determinados momentos, pero no hacer de el una bandera constante, pues en exceso enfría y promueve el olvido de todo. Puede usarse para liberar a la persona de problemas emocionales como también para ayudar a abrir los caminos que se encuentran atascados por "extraños sucesos" que muchas veces se los asocia a la percepción de cargas negativas, envidias recibidas y trabajos de hechicería. Este color ayuda mucho en situaciones de estrés o que se necesite de un auxilio rápido en problemas de justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada